Arrancamos fuerte este encuentro para debatir Degenerado. ¿Habría un final feliz para la historia? En todo caso, ¿cuál sería? La evolución de los dos protagonistas del cómic ha sido uno de los grandes debates, si bien coincidimos en destacar el sesgo misógino de Paul. Pero… ¿podemos analizar con nuestros ojos de 2017 los locos años 20?

Degenerado habla de la libertad en mayúsculas, de los prejuicios que se encuentran las personas que se pasan de esas normas no escritas de los mandatos sociales. Vimos similitudes con la historia de La chica danesa, pero sin pasarse… Paul no admiraba el mundo femenino. Discutimos sobre si realmente deseaba transicionar a lo que socialmente se identifica como mujer por disfrutar de la libertad que no tenía como hombre o si realmente llegó a creerse el “disfraz”. ¿La guerra y el alcohol lo llevaron a ello o fueron estos dos elementos los que abrieron una caja de Pandora que creía bien cerrada? Por otra parte, ¿tal vez estamos centrándonos en unas ideas demasiado rígidas basadas en lo binario: u hombre o mujer?

Club de lectura Queeruña Degenerado

En lo que sí coincidimos todxs lxs queeruñxs fue en la suerte de moraleja de esta historia real: no juegues con el género o acabarás sufriendo las consecuencias. Y es que en Degenerado vimos un relato trágico salpicado de momentos cómicos e incluso tiernos en los que el protagonismo va alternando entre marido y mujer, ambos como víctimas de la misoginia y el machismo de la época. Como os decíamos, acertamos en evitar juzgar con ojos contemporáneos (¡a saber cómo nos juzgarán a nosotrxs dentro de un siglo!). En fin: cuando ella busca la libertad, él vuelve a los clichés machistas; y cuando ella es conservadora, él se posiciona en lo contrario. Al mismo tiempo, leímos dos fases en la historia: una en la que su mujer trata de ayudarlo a ser feliz, y otra en la que reclama a su marido como la persona que inicialmente conoció y a la que no le permite evolucionar… ¿o mejor dicho, involucionar?

Los personajes se movían en entornos en los que intentaban flexibilizar esas normas de género, como Bois de Boulogne, un espacio que, por cierto, aún a día de hoy es la zona de cruising y libertad sexual por excelencia. A pesar de esta búsqueda por quebrar los bordes, los puta, guarra, degeneradx… eran los calificativos habituales dedicados a las personas que se movían en esos lugares. En este momento del debate finalizamos derivando la conversación hacia la plumofobia y la crítica a formas de vivir de la comunidad LGTBQ a raíz de estas declaraciones de un modelo gay en la televisión. Y con la garganta seca de hablar, ya sabéis que tocaba…

Club de lectura Queeruña cañas degenerado

Ah, no queremos acabar esta crónica sin dejar de recomendaros la crítica de nuestrxs compas del Club de lectura de cómics de las biblios. Tras las cañitas de rigor, ya tenemos nuestra próxima lectura, una novela estrella de la literatura árabe contemporánea, que además leemos en gallego: O edificio Yacoubian. Como siempre, en estas semanas iremos publicando la reseña sobre el autor, el contexto del libro y unas propuestas para debatirlo. El encuentro será el penúltimo miércoles de mayo, el día 24 a las 19h en la biblioteca del Ágora”.

Advertisements

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s