Contra las múltiples formas de la lgtbfobia que vivimos a lo largo de la vida puedes hacer dos cosas: vengarte o redimirte. El debate que tuvimos este miércoles sobre El bebé verde nos llevó a analizar estas dos reacciones, e incluso llegar a cuestionarnos qué hemos hecho nosotrxs mismxs con todxs lxs “bebés verdes”, las personas que tampoco encajan en la norma por distintos motivos.

el bebe verde queeruña 01.JPG

A pesar de la primera impresión del libro, con su estética naif y su manera llana, directa y dulce de narrar auténticos dramones -suicidios, muertes, acoso, ruptura sentimental, falta de reconocimiento de la red de afecto más próxima, la familia-, consideramos que se trata de una obra que da para pensar, que facilita una necesaria introspección y reconciliación con las experiencias vividas, y que, como nos ha ocurrido con anteriores lecturas, nos gustaría haber leído en nuestra adolescencia para saber que no estamos solxs en la otredad. Todo ello lo logra Roberta, a diferencia de otras obras autobiográficas, descomprimiendo el drama y dejando una sensación empoderadora al pasar la última página.

el bebe verde queeruña 02

En esa otredad, muchxs de nosotrxs compartimos nuestros referentes y ese mundo interior en el que encontrábamos la calma y el encaje que no parecíamos tener en la calle. Roberta nos recuerda que la diferencia puede convertirse en un problema, pero un problema que puede vencerse con su guía de cinco pasos para ser feliz, cultivándose y buscando redes de afecto entre otrxs raritxs.

Gran parte del debate lo ocupó confrontar la venganza y la redención, y en un punto de entendimiento concluimos que las voces que siempre escuchamos, sea en tono violento o pacificador, siempre son las de las víctimas. Fue inevitable hacer el paralelismos con el movimiento #MeToo para sacar a la luz las situaciones de acoso y abuso, y nos preguntamos porqué en tan pocas ocasiones tenemos el relato de la persona acosadora buscando de alguna manera una forma de perdón.

el bebe verde queeruña 03

Como siempre, los debates nos dejan con buen sabor de boca, un sabor que rematamos con la cañita post-partido al rematar el encuentro. Tras devolver El bebé verde -¿os comentamos ya lo que nos encantó?-, nos lanzamos a revisar la historia real de dos insignes coruñesas, Elisa e Marcela, las primeras mujeres en casarse en Europa… en 1901.

Como no queremos lanzar más spoilers, aquí lo dejamos por hoy. La semana que viene hablaremos del autor, Narciso de Gabriel, y en las próximas comentaremos el libro y propondremos unos ejes de debate para el próximo encuentro, fijado el miércoles 21 de febrero a las 19h en el recunchiño de clubs de lectura de la biblioteca Ágora. Deica!

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair /  Cambiar )

Google photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google. Sair /  Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair /  Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair /  Cambiar )

Conectando a %s